Mi historia con Depeche Mode en Guadalajara

Escrito por Mariola Zepeda el . Publicado en Cronicas

Martin volteó y nos hizo una seña de que esperáramos un poco a que se pararan, y así supe que no nos iríamos de ahí sin nuestra muy ansiada foto

Mariola y Depeche ModeDepeche Mode estuvo en la ciudad y su presencia aun se siente en el aire y seguramente dejará un recuerdo imborrable para mucha gente. Desde el 30 de septiembre corrían rumores de que a qué horas habían llegado, en qué hotel estaban, dónde cenarían. A mí me llegó la noticia de que algunos fans estaban esperándolos afuera del hotel Quinta Real. Mi amiga Itzi, mi novio y yo decidimos darnos una vuelta por el lugar, para ver si teniamos la suerte de ver de cerca a mi grupo favorito que por fin se presentaría en Guadalajara. Honestamente yo no tenía muchas esperanzas, pero cuando llegamos a la esquina del Quinta Real y algunos fans me dijeron que unos minutos antes Martin GorePeter Gordeno (tecladista colaborador del grupo) habían pasado por ahí y se habían tomado fotos con ellos, pensé que había amanecido con suerte.

 

 

Mis amigos y yo, decidimos entrar al hotel, muy discretamente y sin llamar la atención. Entramos al bar y ahí estaban sentados Martin GoreAndrew FletcherPeter Gordeno,Christian Eigner y su manager de toda la vida, sí, el que sale contando montañas de dinero en el 101, Jonathan Kessler. Nos sentamos a tomar una cerveza para disimular y yo trataba de contener mi emoción de ver a uno de los más grandes genios musicales de las últimas décadas y uno de mis ídolos de siempre, justo ahí, sentado muy cerca de mi. Parecía difícil, a pesar de la cercanía, conseguir una foto o un autógrafo de GoreFletch, porque los guardaespaldas se paraban ante la mínima intención de los fans de acercarse.

Muy políticamente, nosotros decidimos enviar una nota con un mesero, pidiéndoles que si podiamos tomarnos una foto, que eramos grandes fans pero que no queriamos incomodarlos. Al leerlo Martin volteó y nos hizo una seña de que esperáramos un poco a que se pararan, y así supe que no nos iríamos de ahí sin nuestra muy ansiada foto. Lo que parecía tan imposible estaba ahí, tan cercano e inmediato.

A la media hora, un muy accesible Martin Gore se paró de su silla y nos llamó... mis piernas temblaban. Gore, con una chamarra de cuero y playera negra, se acercó primero y despuésAndy Fletcher.

Primero no podía faltar el autógrafo en el disco Sounds of the Universe, después nos tomamos la foto que nunca creí poder tener. Durante todo esto cruzamos algunas palabras con GoreAndy, quienes se portaron como dos buenos viejos amigos. Finalmente, ellos sin saberlo, han sido parte de mi vida durante años y si, conocerlos fue como finalmente, encontrar a un viejo amigo con el que hacía mucho tiempo que no hablabas. Los guardaespaldas rompieron el encanto y decidieron terminar con nuestra breve reunión, pero en mi memoria se quedará para siempre ese momento mágico en el que conocí a las personas, muy humanas, que para mi habían parecido tan inalcanzables en mis posters, portadas y videos.

El 1 de octubre, fue el día histórico en el que, por primera vez en sus casi 30 años de vida, Depeche Mode se presentó en vivo en Guadalajara. Después de meses de espera, finalmente la noche del universo llegó. 

Desde el momento en el que salieron a la venta los boletos, pasamos por una montaña rusa de contratiempos: influenza, dengue, crisis económica y rumores de cancelación por el delicado estado de salud de Gahan debido a su operación para extraerle un tumor cancerígeno. Pero finalmente el sueño se hizo realidad.

Los preparativos para esa noche iniciaron temprano. “Dressed in black”, como la canción lo manda, nos tatuamos, cerca del corazón con delineador negro, la rosa del Violator. Nos pusimos nuestras botas e iniciamos la celebración brindando con whiskey. En el camino, todo era pura emoción, escuchando nuestras canciones favoritas, cantando, recordando conciertos anteriores, compartiendo nuestro setlist soñado.

Llegamos a la Arena VFG faltando un par de horas al concierto, aunque como siempre, la carretera estaba atascada y al borde del colapso. 

Los que llegaron temprano aun encontraron lugar en el estacionamiento interno, pero la gente que llegaba más tarde tuvo que caminar desde los terrenos aledaños adaptados para estacionamiento y varios llegaron cuando ya había pasado casi la mitad del concierto.

Mi amiga y yo entramos a la arena temprano, para, por fin, conocer la ubicación de nuestros boletos. Estábamos tan cerca que podríamos ver de cerca la sonrisa de Dave Gahan y los ojos tristes de Martin Gore.

Rodeados de fans, nos sentíamos como en casa. Empezamos a inflar nuestros globos, siguiendo al pie de la letra la recomendación del sitio de internethttp://www.depechemode.com.mx/, y de repente, sin mayor aviso, la arena se oscureció para dar paso a la "black celebration" que se desarrollaría ante nuestros ojos.

Primero salió Andrew, brincando de gusto, Martin GorePeterChristian, y ante una audiencia histérica, Dave Gahan, muy recuperado y feliz, nos dio la bienvenida con una reverencia. 

La primer canción fue el primer corte de Sounds of the Universe "In Chains". Después continuaron con el sencillo de ese disco “Wrong”, y Depeche Mode nos hizo saber que habían regresado, más fuertes que nunca y con una presentación majestuosa.

La cuarta canción, “Walking in my Shoes”, inició el recorrido por sus grandes clásicos y una que otra rareza para iniciados como “Fly on the Windscreen”.

A partir de ahí, todo fue creciendo en intensidad hasta llegar a proporciones apoteósicas con himnos como “Personal Jesús” y “Enjoy the Silence”. 

Los visuales, diseñados por Anton Corbijn, fascinaron al público desde el comienzo del concierto. Muchas de las imágenes proyectadas hacían referencia la imaginería clásica deDepeche Mode: astronautas, Dave Gahan en su pose de Personal JesúsMartin Gore tocándo la guitarra como en los tiempos del Songs of Faith and Devotion, mujeres con bailes sensuales, estrellas, etc.. 

Una de las cosas mas emocionantes del concierto, fue ver a Dave Gahan dando vueltas con el micrófono y sus movimientos sensuales que desataban los gritos de éxtasis de mujeres y de varios hombres. Se notaba la interacción y la unión entre los miembros de la banda, Gahan pedía ovaciones para Gore y después, en la canción “I Feel You”, abrazados, movieron su cabeza al ritmo de la frenética batería de Christian Einger.

Martin Gore cantó varios cortes, emocionado, al punto de las lágrimas, y Gahan siempre regresaba para llevarnos de nuevo a la felicidad absoluta. Que mejor ejemplo de este subibaja de emociones que escuchar primero JezebelHome para después secarse las lágrimas bailando la rockera “Miles Away/The Truth is”.

Finalmente, la noche llegaba, tristemente, a su fin, y MartinDave se despidieron con una versión “Al desnudo” de “Waiting for the Night”. Al verlos tan cerca en la pasarela, el público gritaba desatado, pero Dave pidió silencio y los acordes de ese clásico de Violator, empezaron a inundar la arena.

Esta increíble despedida, esperada por muchos, arrancó las lágrimas de varios de los fans, que totalmente agradecidos, gritábamos "!gracias!". Gracias por la música, gracias por la inspiración, gracias por los momentos, gracias por formar parte de nuestras vidas.

El setlist del concierto fue:

In Chains
Wrong
Hole To Feed
Walking In My Shoes
It's No Good
A Question Of Time
Precious
Fly On The Windscreen
Jezebel
Home
Miles Away / The Truth Is
Policy Of Truth
In Your Room
I Feel You
Enjoy The Silence
Never Let Me Down Again

Encore #1
Somebody
Stripped
Behind The Wheel

Encore #2
Personal Jesus
Waiting For The Night (Bare Version)

Necesitas ser usuario de este sitio para poder comentar.
Puedes dejar un comentario si tienes abierta tu sesión en Facebook.

Eventos

Último mes Julio 2019 Mes siguiente
D L M X J V S
week 27 1 2 3 4 5 6
week 28 7 8 9 10 11 12 13
week 29 14 15 16 17 18 19 20
week 30 21 22 23 24 25 26 27
week 31 28 29 30 31